Si estás buscando un sitio dónde alojarte mientras estudies en la universidad y estás pensando en un colegio mayor, entonces quédate porque en este post te voy a explicar los factores clave a la hora de buscar residencia de estudiantes para que no te lleves sorpresas en el último momento.

Hay que decir que buscar residencia de estudiantes no es tarea fácil ya que se deben tener en cuenta varios factores que puede que no se vean a simple vista. Así que, dicho esto, ¡Vamos a ello!

Buscar residencia de estudiantes: Tarea ¿fácil?

A continuación te voy a explicar varias cosas que debes tener en cuenta para buscar una residencia de estudiantes. Te voy a explicar mi caso, en Barcelona, ya que es uno de los sitios de España con más demanda de estos servicios.

Precio, un elemento a tener en cuenta

El precio a la hora de buscar una residencia de estudiantes es algo que deberás tener en cuenta a la hora de buscar aojamiento para tu universidad.

Aviso: No suelen ser baratas, al contrario; hay muchas que son muy caras y no ofrecen todas las comodidades que deberían para los estudiantes.

El precio medio de una residencia de estudiantes en Barcelona suele costar entre 600 y 1200 euros al mes, dependiendo de cómo quieras configurar tu habitación (individual o doble; con o sin media pensión; servicios de lavandería, etc.).

Dicho esto, no siempre te vas a encontrar sitio en el que lo hagan “todo a tu gusto”: de esto último, ya te puedes ir olvidando ya que tendrás que buscarte la vida en muchos aspectos.

Además, tienes que ir con cuidado ya que hay sitios en los que, en un primer momento te prometen la cueva de Alí Babá y al final es un garaje sin ventanas.

Cuánto más cerca de tu universidad, mejor

Un factor clave a la hora de buscar residencia de estudiantes es la distancia que hay entre la universidad a la que vas a ir a estudiar y dónde vas a vivir.

Lo normal es que las residencias de estudiantes estén cerca de zonas universitarias y, en función del distrito en el que están, admitirán solo a los alumnos que vayan a estudiar en esas universidades.

Me explico: Si vas a estudiar en la UB, lo normal es que haya un cierto número de residencias que tengan convenios con la UB y otros centros que estén cerca. Por lo tanto, solo tendrás posibilidad de alojarte con aquellas residencias que tengan convenio con la UB debido a que las demandas son muy altas.

No obstante, también hay residencias que “van por libre” y no se adhieren a ninguna universidad y por eso, suelen ser el “Plan B” por si no has conseguido plaza en la residencia que querías. No obstante, eso puede ser un punto en contra porque puede que esté muy lejos de dónde estudies.

Comodidades: Como en casa, en ningún sitio

Este punto va muy relacionado con el tiempo del que vas a disponer a la hora de realizar tu rutina.

Ten en cuenta que hay residencias que ofrecen muchos más servicios que otras, y eso va desde tener cafetería hasta tener un microondas en tu habitación, pasando por disponer de gimnasio o en algunos casos, sala de juegos o piscina.

Cocina

Pero, atendiendo a las necesidades básicas, lo que recomiendo es que, como mínimo se pueda disponer de una pequeña cocina dentro de la habitación, o sino, en el peor de los casos, una nevera y microondas.

De hecho, se dan casos en los que no se dispone de estas dos cosas y encima, no hay servicio de cafetería, por lo que, pregunto: ¿Y las comidas, desayunos y cenas? Esto es un elemento clave y hay que procurar que, como mínimo exista un servicio de cafetería dentro del mismo complejo.

Lavandería

También hay que tener en cuenta si se dispone de servicio de lavadoras y secadoras para poder lavar tu ropa. Ya te aviso que suelen ser de pago por uso, aunque económico, y están en una sala destinada aposta para su uso.

Baños

Hay residencias que tienen baños en cada habitación, pero las hay otras que tienen baños comunitarios o compartidos, aunque estas suelen ser de un tamaño mucho más reducido.

De todas maneras, independientemente de tus necesidades, es recomendable que tengas baño propio en tu habitación.

Ocio y tiempo libre

El ocio y el tiempo libre son dos elementos muy importantes si quieres buscar residencia de estudiantes.

Hay complejos que tienen sala de juegos y gimnasio, como es mi caso, y de otros que llegan a tener hasta piscina. Todo un lujo, ¿Verdad?

O bien, si dentro de tu residencia no hay ninguna manera de entretenerse, es entonces cuándo tendrás que jugar con los elementos de fuera: cines, museos, bares, discotecas, etc. que estén cerca de dónde vives. Tendrás que saber lo que tienes en tu barrio.

Internet

Parece que no, pero a día de hoy, queramos o no, Internet es de los mejores aliados de los estudiantes, o al menos en mi caso.

Por norma general, las residencias de estudiantes disponen de Internet, tanto por Wi-Fi, como por cable. No obstante, podrían darse casos en los que las conexiones fallen, o bien ya no haya conexión de ningún tipo.

Consejo: No te fíes de las residencias que no ofrecen Internet gratis (incluido con los pagos).

Buscar residencia de estudiantes: Conclusión

Una vez dicho todo esto, ¿Cuáles son tus necesidades? ¿Hay algo que crees que nos hayamos dejado en el tintero?

Déjanoslo en comentarios y te ayudaremos en todo lo que podamos.