Si estás estudiando fuera, sabrás lo que es disponer de poco margen para comprar vuelos para ir a visitar a la familia. Es por eso que, en el post de hoy te enseño diferentes maneras para conseguir vuelos baratos. Así, ir a visitar a los tuyos no se hará tarea pesada.

Antes de empezar, aclarar que aquí no hay trampa ni cartón, y que lo que te voy a contar está basado en experiencias propias. Así que, si te interesa, ¡Quédate hasta el final!

Cómo conseguir vuelos baratos

A continuación te dejo una lista con varias cosas a tener en cuenta si lo que quieres es conseguir viajar a bajo coste. Porque, al final, si se hace bien, conseguir vuelos baratos no es tan difícil como parece.

· Truco número 1: Vuela siempre con la misma aerolínea. A poder ser, de bajo coste. De esta manera, si tienes una cuenta registrada, podrás consultar con regularidad los vuelos que hay hasta tu destino, para así evitar un sablazo no deseado.

Volar siempre con la misma compañía, te permite además conseguir puntos. Algunas aerolíneas tienen programas de fidelización para pasajeros frecuentes. Por lo que obtener descuento será cosa fácil.

No obstante, las aerolíneas de bajo coste, no suelen ofrecer estos puntos, por lo que, el simple hecho de conocer sus políticas, el funcionamiento de su página web y los métodos de pago es una ventaja muy importante a la hora de volar por poco dinero.

· Truco número 2: Utiliza comparadores de vuelo. Hay servicios, como es el caso de Skyscanner (recomiendo este porque es el que siempre he usado y me ha dado mejores resultados), en los que introduces la información de la ruta que quieres hacer y te indica los mejores precios.

Es una opción muy recomendable por si estás indeciso entre varias aerolíneas, o bien no conoces muy bien cómo funciona el panorama.

· Truco número 3: Procura mirar los vuelos con antelación. Por norma general, mirar los billetes con un mes (o dos) de antelación, supone un gran ahorro respecto si compras los pasajes dos días antes de embarcar.

Eso sí, puede darse el caso de que te salga más barato conseguir un billete reservándolo con dos semanas de antelación. Ocurre pocas veces, pero puede pasar. De hecho, a mi me pasó una vez.

No obstante, ser precavidos es la mejor opción.

· Truco extra: Si tienes la posibilidad de que te asignen asiento aleatorio y, además viajas solo, deja que el destino te ponga en tu sitio. Y nunca mejor dicho. Y es que, depende del asiento que selecciones, puede llegar a suponer un incremento de hasta 10 euros en tu billete.

Además, si tampoco contratas embarque prioritario (así como otros servicios que te suelen ofrecer) también puedes ahorrarte bastante dinero.

IMPORTANTE: Factura siempre dentro de los plazos que te indica la compañía y lleva contigo la tarjeta de embarque, porque hay casos en que, si las tienen que imprimir, te pueden cobrar 50 euros “by the face” (A.K.A. Por la cara).

Y tú, ¿Sueles viajar a bajo coste?