Si estás a punto de adentrarte en el maravilloso mundo universitario, este post te interesará ya que hoy te vengo a explicar cómo puedes recibir correo en una residencia de estudiantes.

Aunque es una duda común entre todas aquellas personas que están a punto de entrar a vivir en un sitio así, ya te digo que hay maneras de recibir todo tipo de correo: desde pedidos en Internet, hasta cartas que puedas recibir por motivos “X”.

Cómo recibir correo en una residencia de estudiantes

Si quieres saber cómo puedes recibir correo postal en la residencia de estudiantes dónde vives, a continuación te voy a explicar algunos rasgos comunes que suelen tener este tipo de alojamiento.

Para empezar, en teoría, todas las residencias de estudiantes cuentan con servicio de recepción, o en su defecto, con oficinas en las que por la noche están vigilantes de seguridad y, durante el día, con el personal que se encarga de todas las gestiones que se tienen que hacer en establecimientos como estos.

El caso está en que, para recibir correo en tu residencia de estudiantes, bastará con que hagas dos cosas: la primera, es que te sepas la dirección en la que se encuentra tu complejo; la segunda, es que a la hora de rellenar los datos para que puedas recibir tu carta/paquete/pedido, cuando tengas que indicar el número y la calle de dónde vivas, añadas “Residencia de estudiantes (…)”.

Por ejemplo, si tu residencia de estudiantes está en (me invento el domicilio) la calle Murcia 34, y se llama “HowToBasic”, en la dirección escribas Calle Murcia, 34 “Residencia de estudiantes HowToBasic”. 

De esta manera, quién tenga que repartir el correo no se llevará sorpresas de última hora.

Por norma general, todas las residencias de estudiantes tienen que dejar (por ley) recibir correo a los huéspedes. Ya sea para que vengan a recoger un paquete (normalmente en casos de mensajería privada) o para recoger pedido.

IMPORTANTE: Si lo que quieres es enviar cartas/paquetes, deberás dirigirte a tu oficina de Correos más cercana. Las residencias de estudiantes no se hacen cargo de los envíos ya que, obviamente, no cumplen con la función de punto de Correos. Puede haber excepciones, pero son casos muy aislados. De todas maneras, conviene que te informes bien en tu residencia.

Y tú, ¿Sueles recibir mucho correo?