Si estás a punto de empezar la universidad, porque ya tienes claro la carrera que vas a estudiar, entonces puede que te interese este post. Y es que, te voy a hablar sobre cómo superar el primer año de carrera.

No exento de polémicas, el primer año de muchas carreras está plagado de conflictos. Es por eso que te voy a contar cómo superarlo para seguir adelante con los estudios.

Cómo superar el primer año de carrera

Puede que lo que te vaya a contar sea un obvio para algunas personas. No obstante, hay mucha gente a la que le puede llegar a costar (y mucho).

Por eso, te cuento de primera mano, consejos para superar y enfrentarse, al que muchos consideran, como el “peor año de la carrera”.

¿Por qué el primer año?

Es obvio que las universidades públicas españolas están muy demandadas.

Además de ser accesibles a muchísima más gente que otros centros, lo cierto es que una clase de primer curso de carrera puede llegar hasta las 200 y pico personas.

Esto, queramos o no, es insostenible a largo plazo. Tanto para los profesores, como para los alumnos.

Y es que, siendo tantísimas personas en clase, al final se llega un punto en el que la cosa se hace pesada.

¿Qué ocurre entonces?

Muy sencillo. Imaginad que estáis en unos “Juegos del Hambre” (sin tener que matar al vecino, obviamente).

Es aquí, cuando las ganas de seguir adelante y lograr el objetivo (en este caso de ir aprobando) son primordiales.

Piensa que en el primer año de muchas carreras, se dan contenidos muy muy muy generales. Y cuando digo muy generales, es a niveles inmensos.

Y es que, lo hacen adrede para realizar un filtro a la hora de seleccionar a la gente que, a pesar de las adversidades, sale adelante.

Digamos que esto es una versión extra-oficial de los hechos que, ciertamente se cumple.

Y es que, hasta segundo año no se entra plenamente en materia.

Ojo, me refiero en el caso de muchas carreras. No todas. Obviamente esto depende de la comunidad autónoma, de la universidad y las políticas que tengan, etc.

¿Cómo superar el primer año de carrera?

Este es el aspecto clave: simplemente hay que echarle ganasNo hay más. Piensa que, en unos meses (si estás leyendo esto y estás en primer curso), empezarás a estudiar lo que realmente deseabas estudiar.

O sino, una alternativa para buscar motivaciones, es trabajar o hacer prácticas por tu cuenta dentro del ámbito que estés estudiando. Así, créeme que vas a obtener experiencia y, sobre todo muchísimas ganas de seguir adelante.

Y tú, ¿Ya superaste el primer curso?