Efectivamente. Los precios del transporte público en Barcelona han subido con la entrada de este año 2018. Y es que, con las diversas subidas que han experimentado algunos sectores, el transporte público también se ha visto afectado.

Es por eso que, si quieres saber cómo te va a afectar esta subida, te recomiendo que leas el post completo para que no te pierdas detalle.

Subida del transporte público en Barcelona 2018

A continuación te voy a explicar, a grandes rasgos, cómo funciona el transporte público en Barcelona y cómo han cambiado las tarifas.

Cómo funciona el transporte público en Barcelona

Hay varios tipos de transporte dentro de la ciudad de Barcelona que, además de conectar la ciudad, también conectan con otros puntos de la geografía catalana.

  • Por una parte, tenemos el Autobús. Este medio es de los más conocidos. Así que poca cosa hay que decir sobre él.
  • Luego existe el Metro, también archi-conocido, que conecta toda la ciudad de Barcelona con zonas de extra-radio, pero bajo tierra.
  • Después existe el Tram. Es un sistema de transporte sostenible que conecta varios puntos de la ciudad. Va a través de raíles y tiene pocas paradas.
  • Los “Ferros”, Ferrocarriles o FGC (Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya) son trenes que conectan la ciudad, tanto bajo tierra como con otros pueblos cercanos, a través de vías normales. Está operado por el gobierno autonómico.
  • Por último, está el “Rodalies“. El tren de cercanías de toda la vida, que en este caso conecta con los pueblos y zonas más alejadas del núcleo urbano de Barcelona. Está operado por Renfe y por el gobierno autonómico de Cataluña.

Todos estos medios de transporte funcionan con la misma tarjeta. Estas son conocidas como “T”. A continuación te explico en qué consisten.

Tarjetas de transporte público en Barcelona

Las “T” son las tarjetas con las que puedes usar los diferentes transportes arriba mencionados. Son de cartulina (es decir, una vez la has usado, la tiras y compras otra) y cada vez que la usas, cuenta como un viaje. (El tema del transbordo, lo vamos a abordar con más detalle en otro post).

Estas tarjetas vas en función de las zonas. Una zona, en este contexto es la demarcación (en distancia) de la que se encuentra un pueblo o una urbanización respecto del centro de la capital, Barcelona.

En función de lugar en el que vivas, deberás comprar una tarjeta de una, dos o incluso más zonas. Evidentemente, cuánto más lejos vivas de Barcelona, el número de zonas deberá ser más alto.

Precio del transporte público en Barcelona

Lo cierto es, que todas las tarjetas se han incrementado en 25 céntimos.

Por lo que, si antes una tarjeta estándar, conocida como T-10, de 1 zona costaba 9,95 euros e incluía 10 viajes, ahora la misma tarjeta, con los mismos viajes, cuesta 10,20 euros.

Conclusión: si el viajes antes te costaba menos de 1 euro, ahora te va a costar 1,02 euros. Y este incremento ha afectado a todas las modalidades de tarjetas de transporte.

Parece que no, pero al final, la diferencia se llega a notar. Por no hablar de que, con el cambio de tarifa, algunas tarjetas antiguas han dejado de funcionar y es posible que tengas que comprar una nueva si hace tiempo que no visitas la ciudad condal.

Si quieres saber más sobre esta subida, en la página web oficial de los transportes de Barcelona, te darán más detalles.